viernes, 16 de agosto de 2013

Vivir mirando las nubes



Voló alto, todo lo que pudo, y, cuando dejó de llorar, planeó lentamente en círculos para bajar al fondo del pozo y recoger su alma.

Pero como tenía callos en las manos de trepar para salir cada vez que se caía, sus fantasmas le excavaron una escalera.

Y saltó a la calle descalza para sentir cada paso, aunque doliera, y aprendió a caminar mirando las nubes.

Allí encontró sus viejos patines, los engrasó, se los puso…  y ya nadie la paró ni cuesta arriba.






Coralie Clément - "C'est la Vie"

Foto: © Domingo Horcas

No hay comentarios :

Publicar un comentario