lunes, 23 de diciembre de 2013

Regalo de Navidad

zaragozaprensa.com

Me cogió las manos y las besó con ternura.

- Pídeme lo que quieras.
- ¿Lo que yo quiera?
- Lo que sea.
- Quiero… un ático.
- Hecho.
- En París.
- Muy bien.
- Con una terraza llena de hortensias blancas y azules. Y que se vea la Torre Eiffel.
- ¿Algo más?
- Amueblado y con cuadros de artistas bohemios.
- ¿Eso es todo?
- Y un bono de transporte y dinero para mis gastos, que en París hay mucho que ver y hacer.
- Va a ser mucho. Si se entera mi mujer me echará de casa.
- En mi ático siempre habrá un sofá para ti. Así que cómpramelo cómodo.
Me sonrió y nos abrazamos. Así me despedí de mi amigo y compañero durante los peores momentos de mi vida, del encierro que debía sanar mi mente enferma.
Salí de la clínica y me reencontré con mi familia. Subí al coche de mi hermana, de noche ya, y las calles que fuimos recorriendo me desconcertaron con sus colores y estrellas resplandecientes. La gente parecía tan feliz…
Hasta que comprendí: era Nochebuena.





Coldplay - "Christmas Lights"

2 comentarios :

  1. Esto sí que es un homenaje al famoso espìritu navideño, un paréntesis dulce, la parada necesaria antes de la cuesta de enero. No me quiero repetir, pero es que contigo siempre pasa igual: resulta un gusto leerte. Un abrazo y buenos Reyes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y para qué necesito Reyes con Ángeles como tú...
      Pon los zapatos ya en el balcón, que a ti tienen que traerte varios camellos cargados de todos los premios que te mereces.
      Abrazotes.

      Eliminar