viernes, 17 de enero de 2014

Tumbas anónimas


Hoy, al venir a verte, he descubierto en el sendero de la entrada a dos ardillas que corrían jugando. Las he seguido y me han llevado a un rincón en el que dos tumbas están unidas por una misma lápida, sin más inscripción que un año grabado en medio, 1852.
Las tumbas anónimas, he oído que decía alguien a mis espaldas. Era el sacerdote que ofició tu funeral y me ha contado la historia de las sepulturas sin nombre.
Una mañana de noviembre de 1852 encontraron los cuerpos de dos muchachas abrazadas en la playa. No fueron identificadas y nadie las reclamó.
La única pista fue un verso que una de ellas llevaba en un papelito doblado, junto a su corazón: “Amantes clandestinas, viajeras fugitivas, tumbas anónimas”.  ¿Premonición o destino? Para aquella época, un escándalo que había que tapar.
¿Sabes, Luis? Te imagino llamándome melodramático. Pero la historia de esas chiquillas ha reconfortado algo mi dolor por tu ausencia. Porque he sentido de golpe la fuerza de nuestro amor, firme y tierno, valiente, ajeno a las críticas. Y que siempre me hará buscar tu rastro junto a mis huellas al andar sobre la nieve de esta gélida realidad.


Mikel Erentxun - "Detalle del miedo"

lunes, 6 de enero de 2014

Historia sin título



Aprendimos a bailar sin movernos,
sin atrevernos a respirar.
Sólo mirándonos desde lejos,
pestañeando a un mismo compás.

Con las miradas enredadas
fingimos un viaje
hacia el fin de un mundo
al que nunca llegamos,
barridos por la tempestad.

Y volvimos a la calma
de nuestro mar de cristal,
donde el silencio nos enseña
lo que podemos soñar.




Coque Malla & Anni B Sweet - "No puedo vivir sin ti"

viernes, 3 de enero de 2014

Fiebre laboral



Revisaba el balance mientras comía. Peggy Lee cantaba, “You give me fever…” Miró, descubrió a un tipo canoso e interesante, le guiñó un ojo y cruzó las piernas provocativamente. Él se levantó, llegó hasta ella y le susurró “Payasa, necesito el balance a las cuatro.” Y Peggy acabó la canción.