lunes, 6 de enero de 2014

Historia sin título



Aprendimos a bailar sin movernos,
sin atrevernos a respirar.
Sólo mirándonos desde lejos,
pestañeando a un mismo compás.

Con las miradas enredadas
fingimos un viaje
hacia el fin de un mundo
al que nunca llegamos,
barridos por la tempestad.

Y volvimos a la calma
de nuestro mar de cristal,
donde el silencio nos enseña
lo que podemos soñar.




Coque Malla & Anni B Sweet - "No puedo vivir sin ti"

4 comentarios :

  1. Precioso. Imagino a dos personas que se aman sin palabras ni actos, sólo con el alma y la mirada, porque por algún motivo es la única manera en que pueden hacerlo
    Otra joya para este tesoro que es tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ángel! Es una idea que me ronda la cabeza para un relato largo y estoy haciendo experimentos aquí y en Twitter.

      Eliminar
  2. Qué triste y bello a la vez. Escribes bien bonito la poesía. Te animo a seguir en ello. Beso!

    Bea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da un poco de corte y, como le digo a Ángel, es una probatina para ver qué pasa.
      Me ha hecho mucha ilusión que me lo digas tú. ¡Gracias!

      Eliminar