jueves, 12 de junio de 2014

Cruce de caminos




Caminaban bajo esferas de relojes distintos, hasta aquel día en el que el tiempo se paró y se miraron durante un segundo eterno.
Ella iba; él venía. 
El brillo de una sospecha envolvió el cruce de sus caminos y sonrieron mientras un rayo de sol iluminaba la distancia de sus pasos.




Lena Bu - "La canción que habla de ti"

6 comentarios :

  1. Muy bonito, Patricia. La de veces que esas miradas congeladas en un segundo se habrán perdido para siempre. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Y que nos hacen soñar...
    Gracias, Lorenzo.

    ResponderEliminar
  3. El tiempo detenido en un instante, una pequeña isla de calma entre la prisa, una chispa que nos hace detenernos por algún motivo, momento fugaz que no volverá pero que nos marca por algo, realidad posible que se desecha.
    Un abrazo, campeona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo juega con nosotros sin parar...
      Gracias por pasarte, Ángel.

      Eliminar
  4. Qué no daríamos porque ese instante se repitiera ¿no? Y esa paradoja de que el tiempo se vuelva uno solo aún caminando bajo esferas de relojes distintos es verdad, realidad y maravilla.

    Me gustó mucho, Patricia.

    Cariños, M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mariángeles. Así es la vida y así hay que aceptarla, ¿verdad? Pero disfrutando de cada segundo, por breve que sea.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar