jueves, 18 de diciembre de 2014

Un nuevo invierno

Fotografía de Alberto Abizanda

Hace frío en Acín. El silencio amplifica el sonido de mis pasos y el cielo estrellado de la noche más larga del año ilumina las piedras de la casa de mis abuelos. Las sombras de los fantasmas que me han seguido me vigilan y susurran palabras que quiero olvidar.
Entran conmigo en el hogar donde hace mucho tiempo reinó la felicidad que he venido a invocar. Las plantas han invadido el suelo de madera y grandes telarañas cubren las enredaderas que llegan hasta los boquetes del techo. Reconozco el aparador de la abuela, donde exhibía la vajilla buena y guardaba los manteles que olían a manzanas y membrillos. Saco un cajón desvencijado y lo coloco en la chimenea, sobre un montón de ramas. Vacío el contenido de mi mochila dentro de él: el diario en el que, después de un año, hoy he escrito la palabra fin, los informes médicos, la carta de despido…
Prendo la leña y el resplandor de la hoguera invita a las sombras a asomarse a la chimenea. Aprovecho su distracción y las empujo dentro del cajón. Sus risas me recuerdan las nuestras cuando el abuelo sacaba la tronca del día de Navidad y, moliéndola a palos, la dejábamos exhausta de los regalos que había escondido en ella para nosotros. Pegad fuerte, nos decía, y espantaréis a los fantasmas del año que se acaba. Recojo un palo del suelo y la emprendo con el cajón, que se deshace entre las llamas.
Salgo al frío de la noche y él está ahí, esperándome. ¿Cómo me has encontrado? —le pregunto. Se acerca a mí, me quita el pañuelo de la cabeza, me la cubre de ramas de muérdago y su beso me abriga del frío que ya no hace en Acín.



Evanescence - "Good enough" 

Relato finalista en el I Concurso de Microrrelatos del Diván del Escritor (Tema: solsticio de invierno)

2 comentarios :

  1. Nostalgias que se curen con un beso bajo el muérdago.
    Leer algo tuyo es garantía de disfrute y calidad
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Feliz Navidad, Ángel! Disfruta mucho de estos días, con alegría y sin nostalgias.
      Un montón de besos para ti y tu familia.

      Eliminar

Al comentar aceptas la Política de Privacidad de este blog (consúltala en la pestaña superior Aviso Legal y Política de Privacidad), que incluye la de Google. La Puerta de la Esperanza no almacenará tus datos para ningún fin. Estoy esperando que Google incluya en Blogger una casilla de verificación para que indiques que eres conocedor de estos términos y que estás de acuerdo con ellos al comentar.