jueves, 3 de septiembre de 2015

Encerrona

Puerta del Palacio de los Condes de Morata - Zaragoza

Pinté la pared de negro y tracé una puerta blanca. Miré por la cerradura: sí, era allí. La empujé, pero no se abrió. Dibujé una llave, la giré y entré. Si en el silencio de la noche oyes una risa, abre la puerta de tu sueño, porque soy yo, esperándote.



Madeleine Peyroux - "Don't wait too long"


Escrito para cincuentapalabras.com

3 comentarios :

  1. Muy logrado, Richmond. Y por vez primera coincidimos con una canción. Yo también la tengo en mi blog, lo que no sé en qué cuento...

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado leerlo otra vez y comprobar que la puerta sigue abierta.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguirá abierta hasta que la atravieses y nos dejes tu próximo relato, que te hemos echado de menos.
      Entonces te devolveré el abrazo.

      Eliminar