jueves, 17 de septiembre de 2015

Luciérnagas



Duele el silencio bajo las estrellas fugaces,
enroscado en las escamas del dragón,
atravesando el corazón que no calla.

Desahucian cerrojos, capitanes intrépidos,
soplando sobre la esperanza enjaulada
que ilumina el vuelo de las mariposas.

Mientras la única respuesta sigue flotando en el viento.




Youssou N'Dour & Neneh Cherry - "Seven seconds"


ACNUR: Porque mañana cualquiera podemos ser refugiados

6 comentarios :

  1. Muy triste y muy bello. Nadie, menos en este mundo de hoy, debería ser un refugiado.

    Cariños,
    Mariángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más triste es que no seamos capaces de ofrecer refugio y haya quien deba mendigarlo.
      Un abrazo, Mariángeles.

      Eliminar
  2. Es la realidad, podríamos cambiarla, pero es más fácil mirar para otro lado.

    Besosss!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero, aunque parezca poco, siempre podemos hacer algo.
      Como apoyar las campañas que necesitan nuestra voz.
      Abrazos fuertes, Juancho.

      Eliminar
  3. Abandonó el deporte y se tomó la vida con más calma al comprobar, en la cinta del gimnasio, que por mucho que corriera no avanzaba nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como diría Belmonte, tiene gracia el doble sentido...
      Besicos , Ángel.

      Eliminar