jueves, 28 de abril de 2016

La duda

https://issuu.com/penumbria/docs/penumbria33
Portada de Daniela F. Cortéz

Pincha sobre la portada para acceder al número completo

Os presento el número 33 de la Revista Penumbria, recién salido de máquinas, y en el que tengo el honor de participar con el relato “La duda”.
En él encontrarás una antología de historias con un punto en común: el protagonismo femenino. ¿Sigue siendo insuficiente la voz de la mujer dentro del género fantástico?  
Si pocas son las autoras que llegan a brillar en este género, pocos son también los personajes encarnados por mujeres que destacan en las historias de terror, ciencia ficción o fantasía.
Esta situación es un reflejo más de la desigualdad de género que muestra nuestra sociedad en casi todos sus ámbitos.
Las chicas escribimos, si acaso, bonitos cuentos de fantasía. ¿Terror o ciencia ficción? No, ni locas. ¿Protagonistas de historias alucinantes? Tal vez, novias enamoradas, y ya es mucho.
Por eso hay que reconocer la valentía de iniciativas como la que lanzó la Revista Penumbria para seleccionar las narraciones de su número 33: historias con protagonistas femeninas, animando tanto a hombres como a mujeres a escribirlas.
Aquí tienes el resultado. Diecisiete relatos o, como dice Ana Paula Rumualdo en la presentación, diecisiete habitaciones propias que harán temblar a la señora Woolf. O a su fantasma…
No os perdáis los textos de Andrea L. Chapela, Norberto Flores, Mariángeles Abelli, David Rubio Esquivel, Macarena Muñoz Ramos, Ángel Plasencia, Silvina Palmiero, Sergio F.S. Sixtos, Susú Espinosa, JB Gaona, Patricia Mónica Loyola, Miguel Lupián, Andrés Galindo, Luna Faelivrin, Renate Mörder, Pok Manero y yo misma (en la página 36). Ni el trabajo de dos espléndidas ilustradoras, Daniela F. Cortéz y Carmen Lop.
Disfrutad de estas historias. Son de mujeres, pero con sangre y fantasmas…
 

jueves, 21 de abril de 2016

El último tren

https://blogcunchillos.wordpress.com/2016/04/10/microrrelatos-ganadores-microcunchillos/


A Cunchillos no llega el tren, pero todas las noches, a las 3’40, me despierta el silbido de una locomotora, mientras la casa tiembla, sacudida por el paso de un convoy. Me dicen que es por el estrés de la ciudad y que los aires del Moncayo me sentarán bien.

Hoy he esperado en la calle y, a la hora exacta, he escuchado el silbido. Al momento he visto una luz, cuando el tren se me ha echado encima.


Duke Ellington - "Take the A Train" 

Este relato ha obtenido el tercer premio del concurso de relatos "MicroCunchillos".
 Pinchando sobre la imagen del tren podéis leer los micros seleccionados. El segundo premio fue para mi amiguete tuitero Vicente F. Hurtado.

sábado, 9 de abril de 2016

Enganchados


Tras haber sido finalista los dos últimos años, esta mañana este humilde relatico ha recibido el primer premio de la VI Edición de Microrrelatos convocado por la Federación de Barrios de Zaragoza. Sólo puedo decir que me ha hecho inmensamente feliz y que he prometido no volver a presentarme...
Gracias con todo mi corazón y admiración a la Presidenta de la Federación, Nieves Boj, y a Paco Felipe, alma de este concurso.


ENGANCHADOS

Torre de San Pablo (Barrio del "Gancho" - Zaragoza)

Acabada la función, el mago salió a la calle. Al doblar la esquina, Circe le sonrió maliciosa, como siempre. Él sacó la baraja y le ofreció una carta. Cogió una, la miró y se la colocó en el escote hasta que, más tarde, se la arrebató Daniel, un estudiante que pasó silbando en su bicicleta.
Dani se la encajó detrás de una oreja y en su camino se topó con Pilar, que en bata y zapatillas, alimentaba a los gatos callejeros. La saludó y le tendió la carta.
Ella siguió con lo suyo y, cuando vio a Faysal, que, arrastrando los pies volvía del trabajo, se la regaló.
Él avanzó calle arriba y se encontró con Mamadou, que salía de un bar con su cargamento de relojes y collares. Sus dientes blancos iluminaron la noche al meter el naipe en el bolsillo de su túnica de colores.
Al llegar a la plaza se sentó en las escaleras del teatro, extendió la mercancía y entregó la carta a la sombra que se acercó a preguntarle “si tenía algo”.
El espectro, al girar para irse, tropezó con Katrina, que volvía de tocar en el garito nuevo, y se la deslizó en la mano. Ella entró en la churrería, compró un cucurucho y, al salir, la calle se inundó de olor a mañana.
Al llegar a su portal, Ángel, el abogado del tercero, le pidió un churro. Ella lo esquivó, pero le lanzó riendo el as de corazones que él cogió al vuelo y devolvió a la baraja de la que había salido.
Entonces miraron al cielo justo cuando un rayo de sol iluminaba la veleta de la torre para advertirles que el turno de noche había terminado en el Gancho.



Presuntos Implicados - "Gente"

jueves, 7 de abril de 2016

Nosotras





Las que quise ser viajan conmigo
plantando sarmientos que muerden mi espalda
mientras reclaman el humo de los trenes que perdí.

Me obligan a beber los segundos
que rezuman de las grietas que esconde el tiempo muerto
para brindar por ellas, las que algún día seré.




              Anni B Sweet - "Lalala"