jueves, 29 de septiembre de 2016

La cuentacuentos

Anka Zhuravleva - "Beauty in the boat"


Perderse en el mar puede ser fascinante, reconoció al mirar por el catalejo y descubrir a un pianista tocando sobre las olas. Fue a su encuentro y le echó un cabo. “Voy en busca de consuelo”, le dijo el músico. Le deseó suerte y siguió oteando el horizonte.
Al rato se acercó a recoger algo que flotaba a la deriva. Era una muñeca rubia, sin ojos y con el vestido comido por los peces. “¿De quién eres?”, le preguntó. Lloró un mar de lágrimas de pepona consentida, indignada por las burlas de los albatros. “Sólo quiero un poco de té”, se atrevió a gritar antes de que la arrojara por la borda.
Encendió el farol. Era la hora de los cuentos y había empezado a reunirse su público.
Todas las noches deja que el viento del sur se los acerque y ella les recita las historias que pesca durante el día. Arrullados por las olas, se van durmiendo y consigue que sueñen con hadas, piratas y niños que viven en casas sin agujeros. Bajo las estrellas, el espíritu del mar los arropa y no deja que nadie moleste a sus refugiados.



Jorge Drexler - "Al otro lado del río"

jueves, 22 de septiembre de 2016

La hechicera

Fotografía de Ferdinando Scianna


Nada más nacer, sus padres, al ver cómo le brillaban los ojos, supieron que era única y la llamaron Mónica.
Nunca fue como las demás niñas del pueblo. Mientras las otras saltaban a la comba, ella leía a Lovecraft y, cuando todas dejaron de crecer, siguió estirándose para alcanzar la luna. A los chicos les daba miedo y nunca tuvo un novio con el que perderse de noche en el saso. A cambio, aprendió el lenguaje secreto de los cuervos, sus hermanos y confidentes.
Cuando todos acataron la orden de abandonar sus casas, ella se quedó. No temía ni a los hombres de verde ni al eco del viento que aullaba en la plaza desierta la palabra pantano.
Los que se fueron dieron cuerda al reloj y se olvidaron de ella, de cómo graznan los cuervos al atardecer y de cómo les contestan, descaradas, las ranas.
Mónica paró el tiempo, allí, al arrullo de la hiedra que trepa por las piedras y que le hace compañía mientras canturrea la salmodia que le enseñaron los cuervos... para mantener el hechizo que obliga a la Vía Láctea a seguir brillando sobre las tejas.



Natalia Lafourcade & Ismael Daniels - "Mujer divina"

jueves, 15 de septiembre de 2016

Innombrable

Obra de Nathalia Suellen


No importa dónde te escondas, marinero. He descifrado el significado oculto de tu nombre… 

El que me hace temblar cuando lo pronuncio de madrugada,

el que me atraviesa en la oscuridad, 

el que enreda todas sus letras en mis uñas al intentar escribirlo sobre paredes de sal. 

...Y pagarás.



Ana Torroja - "Como sueñan las sirenas" 


http://www.cincuentapalabras.com/2016/01/heroe-de-papel.html

Escrito para cincuentapalabras.com 

jueves, 8 de septiembre de 2016

Ley de vida

Muñeca de Julien Martínez


Había esperado el momento, con calma, como la araña que teje sin prisa su red. Pero ya había crecido lo suficiente y llegaba, por fin, al pomo de la puerta.

Por la noche, en cuanto escuchara la respiración del tranquilo sueño de sus padres, saldría a la calle a buscar entre las sombras lo que sus famélicas entrañas reclamaban y que no podía pedirles a ellos. Les quería tanto que no soportaría ver la decepción en sus ojos.

Los mismos ojos que hace tres años lloraron de felicidad cuando pudieron contemplarla fuera de aquel horrible orfanato rumano.



Helen Austin - "One eye on the door"

jueves, 1 de septiembre de 2016

La acusación de la primavera

Caras Ionut - "Tic Tac"


Tampoco él podía creerlo. Entonces le había sorprendido que la víctima se hubiera desangrado por arrastrarse hasta el parterre.
Ahora, mientras esposaban al jardinero que había heredado el puesto del muerto, se preguntaba si el juez admitiría como prueba las letras recién brotadas en el escenario del crimen: 
“Fue Fernández”. 



Wilco - "Don't forget the flowers"
http://www.cincuentapalabras.com/2016/01/heroe-de-papel.html


Escrito para cincuentapalabras.com