jueves, 1 de diciembre de 2016

Las sombras del Señor Oscuro

Yaroslav Gerzhedovich - "Autorretrato"


       Lo dicen los ojos del Señor Oscuro: 
       bajo las aguas, siempre es invierno.

       No habla, sólo mira. 
       Sus ojos escrutan los renglones no escritos 
       para desplegar sus armas el primero.

       No tiene sombra. 
       Hace mucho tiempo que la olvidó 
       entre los escombros del crepúsculo.

       Mira imperturbable su reflejo sin memoria 
       y remueve las aguas con la espada, 
       como advertencia. 

       Pequeño nenúfar, 
       no llames la atención del Señor Oscuro.




Kerry Ingram - "It's always summer under the sea" (Juego de Tronos)

It's always summer, under the sea
I know, I know, oh, oh, oh
The birds have scales, and the fish take wing
I know, I know, oh, oh, oh
The rain is dry, and the snow falls up
I know, I know, oh, oh, oh
The stones crack open, the water burns
The shadows come to dance, my lord
The shadows come to play
The shadows come to dance, my lord
The shadows come to stay


2 comentarios :

  1. Hola Patricia, te voy conociendo poco a poco, y durante la semana has ido desgranado en pequeños tuits este personaje del Señor Oscuro, no es la primera vez que nos vas dejando pistas sobre lo que nos espera el jueves aquí cuando uno viene a leerte.
    Me gusta como contrapones tu texto con la letra de la canción, que por cierto como me encanta Juego de Tronos pues que te voy a decir.
    Lo que te comentaba, me gusta esa contraposición entre tu texto y la letra de la canción, ese invierno y verano, esas sombra que está y no está. En una palabra me encanta. Y sobre todo este párrafo que transcribo tal cual por su belleza y poesía:
    "No tiene sombra.
    Hace mucho tiempo que la olvidó
    entre los escombros del crepúsculo"
    Solo por esas tres líneas ha merecido la pena leerte hoy, pero todo el texto bajo mi punto de vista es pura poesía.
    Te mando muchos besos y hasta el jueves que viene, aunque hoy te escribo en viernes.
    Besos con sabor a castañas asadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué generoso eres, Javier. Muchas gracias por tu comentario.
      Efectivamente, la canción de Juego de Tronos es el contrapunto del texto que me inspiró. ¿Recuerdas el episodio al que corresponde? El sacrificio de la pequeña princesa Shireen... El lado más oscuro de la vida, el ansia de poder, contra el mágico, la inocencia. Me impresionó mucho porque es un asunto real trasladado magistralmente a la fantasía y que me da vueltas en la cabeza desde hace tiempo. He escrito otros relatos, como La Asesina inspirados por el mismo tema. Y quería rendir, de alguna humilde forma, a esa princesa lectora que los seguidores de la serie no podremos olvidar nunca.
      Un abrazo con besicos de nuestra castañera, que nosotros tampoco olvidamos.

      Eliminar