jueves, 28 de diciembre de 2017

Mala hija


Mamá, papá, me han robado el nombre. Sí, no es un cuento, me ha pasado de verdad.
Sé que fue un atrevimiento apropiarme de su nombre, Mrs. Highsmith, y de su querida ciudad, Mr. Poe, pero sus letras circulan por mi sistema inmunitario desde siempre y gracias a ellas he vencido miedos y fantasmas. No podía tener otro.
Es verdad que tenéis más hijos que San Luis y comprendo que estéis hartos de tanto bastardo, pero la venganza ha sido muy cruel.
Hace unos días asistí al acto de presentación de un libro de relatos que incluía uno mío que obtuvo un accésit el año pasado en un concurso de mi ciudad. Entonces no lo conté. Me hizo tan feliz que me lo guardé para mí. Sí, soy muy rara (he salido a ti, mamá).
El acto era doble. Primero se leyó el fallo del concurso de este año y después se entregó el libro del año anterior a los autores publicados en él. Y no me llamaron. Ahí me quedé, aplaudiendo a los demás y sin libro…
Fue una jugada maestra, digna de la trama de una de tus novelas, mamá: en el índice-presentación del libro, mi relato se atribuía a otra persona. Por más que protesté y aseguré que ese relato era mío, no me hicieron ni caso. La invitación no me había llegado por el libro sino porque había participado también en el concurso de este año.
¿Quién era esa persona usurpadora? Pregunté y no estaba presente ni nadie la conocía. ¿Estaba soñando? Ni siquiera me hicieron caso cuando intervino una miembro del jurado, que estaba ahí y me recordaba. Unos días después me llamaron para pedirme disculpas, pues todo se había aclarado, y me aseguraron que los libros que quedan se van a rectificar para que el otro nombre no aparezca nevermore.
Gracias, papá, mamá. Yo sabía que no sois tan malos y que vosotros lo arreglaríais. Al fin y al cabo, soy tan patética que, de haberme conocido, me habríais adoptado.
Os prometo que voy a intentar escribir mejor para que no volváis a cambiarme por otra. ¿Sabéis? En el concurso de este año he quedado segunda.
Vuestra hija, que os quiere,
Patricia Richmond


Coti & Julieta Venegas - "Tu nombre"

2 comentarios :

  1. Highsmith y Poe viven en alguien que tengo la suerte de conocer y leer.
    Eres genial, que lo sepas.
    Por un 2018 con tus letras, recovecos brillantes y callejones
    Un abrazo grande de un admirador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Saiz, no me provoque que no tengo segundo apellido... y el suyo mola. Impaciente por desearte un feliz año de carne y hueso.
      Te deseo lo mejor de lo mejor.
      Un abrazo de los extrafuertes.

      Eliminar

Al comentar aceptas la Política de Privacidad de este blog (consúltala en la pestaña superior Aviso Legal y Política de Privacidad), que incluye la de Google. La Puerta de la Esperanza no almacenará tus datos para ningún fin. Estoy esperando que Google incluya en Blogger una casilla de verificación para que indiques que eres conocedor de estos términos y que estás de acuerdo con ellos al comentar.