jueves, 19 de abril de 2018

Cantos de sirena


Nunca había sido muy perspicaz. Tal vez fue eso lo que me atrajo de él, la ausencia de ingenio en su mirada desvalida.
El recuerdo de sus últimas palabras no me dejaba dormir: «No te preocupes. Si algo me ocurre, una persona de mi máxima confianza recibirá un sobre y sabrá qué hacer. Estoy seguro».
No había querido contarme nada sobre lo que había estado haciendo en la empresa durante todas aquellas noches. Era incapaz de mentirme y yo no tenía ninguna duda de que era allí donde pasaba el tiempo, después de cerrar. Me había pedido que confiara en él porque, cuando todo acabara, íbamos a emprender una nueva vida, juntos.
Me sobresaltó el timbre. No podía ser él; yo le había dado una llave para que pudiera entrar en mi piso aunque yo no estuviera. Me levanté de la cama, respiré profundamente, y me preparé para lo que me esperara al otro lado de la puerta.
Era un mensajero. Me entregó un sobre grande y despareció. Reconocí la letra que tantas veces había descifrado en los libros de contabilidad y lo abrí.
Guardé el listado de las cuentas bancarias y quemé todo lo demás en el fregadero. Volví a la cama y me quedé dormida. Tenía que reponer fuerzas: al día siguiente iba a emprender la nueva vida que había planeado sola.


Chantal Chamberland - "Hit the road, Jack"

2 comentarios :

  1. La persona de su máxima confianza resultó ser ella y supo qué hacer con el contenido del sobre, mientras que él resultó ser más suspicaz de lo que parecía.
    Un abrazo, Patri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suspicaz, no mucho. No tuvo en cuenta lo enredadoras que son las sirenas.
      Abracicos, Ángel.

      Eliminar

Al comentar aceptas la Política de Privacidad de este blog (consúltala en la pestaña superior Aviso Legal y Política de Privacidad), que incluye la de Google. La Puerta de la Esperanza no almacenará tus datos para ningún fin. Estoy esperando que Google incluya en Blogger una casilla de verificación para que indiques que eres conocedor de estos términos y que estás de acuerdo con ellos al comentar.